9.5.14

Bleda y Rosa pierden el tiempo

Esta es la historia de un reencuentro. Un reencuentro con la fotografía a través de la literatura, de la literatura de la guerra. No hay camino más insólito que éste, que claro, una vez andado no parece tan peregrino. Pero lo es.

Empezamos con Bleda y Rosa, dos fotógrafos que exploran el mapa y el territorio con la objetividad de la escuela alemana, siendo mediterráneos de pura cepa. Una mezcla, cuanto menos, peculiar. El caso es que ahí están, con gloria y con pena. Bleda y Rosa.


"Entre Toro y Peleagonzalo, 1476", de la serie: "Campos de Batalla" (1994-96), Bleda y Rosa


















Seguimos con En busca del tiempo perdido, obra a la que me he entregado en cuerpo, y sobre todo en alma. Todo lo que te pasa o lo que te puede pasar en esta vida lo escribió Proust, en esta obra. No hay palabras. Es la otra Biblia.

Y aquí cruzamos las vidas, la de Bleda, la de Rosa y la de Marcel. ¿Dónde?, en los Campos de batalla de los primeros, que es un proyecto fotográfico de lugares donde, siglos atrás hubo una batalla. Dos bandos, dos fotos enfrentadas cuerpo a cuerpo. El contraste del silencio técnico de la foto, con el lugar que representa. Casi oigo las fotos, casi. Pero no, nunca conseguí escucharlas. El porqué lo sé ahora, años después, en El mundo de Guermantes, en la literatura de la guerra, donde Proust le da sentido a la obra de Rosa y Bleda. Dice así:

"Un campo de batalla no ha sido, o no será a través de los siglos, más que el campo de una sola batalla. Si ha sido campo de batalla es porque reunía determinadas condiciones de situación geográfica, de naturaleza geológica, defectos, inclusive, propios para estorbar al adversario (porque un río lo cortase en dos) y que han hecho de ese lugar un buen campo de batalla. Por consiguiente, lo ha sido, lo será. 

No se hace un estudio de pintor de una habitación cualquiera; no se hace un campo de batalla de cualquier lugar. Hay lugares predestinados. 

(...) De manera que siguiendo las montañas, en un sistema de valles, en determinadas llanuras, puedes. casi con el carácter de necesidad y de grandiosa belleza de las avalanchas, predecir la marcha de los ejércitos".

El mundo de Guermantes (1921-22), Marcel Proust. 


Y es que, a veces, a los mejores fotógrafos, te los encuentras en los libros sin trama, sin campos, sin batallas,  ni tiempo.




"Lugar de Lutos, 793" , de la serie, Campos de Batalla (1994-96), Bleda y Rosa. 



















A Mónica Lozano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario