11.6.13

La la foto que no hice

(...) Dedicaba gran parte de su vida a establecer categorías de presagios. Y por eso no es de sorprender que cuando le resultaba imposible ejercer esa función por dudar de ella, au capacidad para hacer frente a las circunstancias de la vida diaria, se reducía al mínimo. Era como si le acometiera una extraña parálisis. (...). Si en esos períodos se mostraba contenida y razonable era sólo porque imitaba mecánicamente un comportamiento que consideraba racional. Una de las razones de su aversión por el relato de los sueños era sólo porque al oírlos pasaba a primerísimo plano la lucha violenta que se libraba en ella, la guerra entre la razón y atavismo. (...).

Lo que complicaba aún más las cosas era que, otros días, la venganza de lo alto parecía la más remota de las posibilidades. Todas las señales eran buenas; un aura sobrenatural y benéfica resplandecía en torno a cada persona, objeto y circunstancia. Esos días, si se permitia a sí misma acuar como sentía, Kit podía ser muy feliz.

Paul Bowles (El Cielo Protector).

... esta es la foto que no hice...

5.6.13

Living with Herbie


Ed Kashi
Qué supone estar al cuidado de una persona mayor y enferma, en una sociedad donde la vejez y la muerte parecen estar vetadas. Esta familia afronta este reto con enorme valentía, sin duda. Es notable la falta de referentes socioculturales de este pequeño grupo en concreto, y de la sociedad norteamericana en general, a los que recurrir para afrontar una situación así. 

Sin duda es una familia comprometida y enormemente reflexiva, que trata de comprender la rutina de la decadencia sin ese background de vivir con un abuelo que, a lo mejor, otras sociedades llevamos de serie.

Os animo a que lo veáis tranquilamente, sólo dura 10 minutos, eso sí, necesitaréis wifi a mansalva.

4.6.13

Antonin Kratochvil

No tenía ni idea de quién era, pero conocía la agencia vii de la que él fue uno de los fundadores. Antonin Kratochvil daba un taller de una semana sobre el Retrato Psicológico. Recibí un mail de Mónica el último día para inscribirse, no me lo pensé. Luego vería quién era ese tal Antonin.

Antonin Kratochvil
Después de inscribirme miré su trabajo, me encantó. Luego miré muy detenidamente la serie Incógnito, un proyecto de retrato a celebrities del mundo mundial que le llevó diez años. Este era el proyecto semilla sobre el que se construiría el taller. Me fascinó.

Incógnito son retratos, retratos a gente muy muy famosa, harta de retratistas. Son fotografías que contienen algo inquietante, no muestran al personaje, sino que lo insinúan con una enorme sutileza. Posiblemente ese acercamiento es lo que les da calidez de personas de carne y hueso, que no es poco.

Hay talleres de los que uno vuelve sin ganas de volver a hacer fotos, eso es feo. De Antonin volví con enormes ganas de seguir corriendo en este maratón sin visos de acabar nunca. Aprender no es fácil, pero ¿y qué?.

Lo difícil se consigue y lo imposible se intenta, ¿o es que tú no harías lo mismo?.