20.2.12

Blade Runner

Esta mañana he visto Blade Runner. En realidad no le he querido dar mayor importancia... pero llevo haciendo aguas todo el día y eso ya no tiene remedio.

Fantaseo con preguntas de Rick mientras me apunta en el ojo con ese aparato futurista de los ochenta... no doy ni una, ni siquiera intento mantener la compostura, es inevitable el deshielo.

Busco una foto y me encuentro con otra que miro durante horas, es de Rinko Kawauchi, una fotógrafa japonesa de unos cuarenta años. Tiene una serie que se llama "the eyes, the ears", de 2005.


Rinko Kawauchi. Sin título, de la serie "the eyes, the ears" 2005, c-print, 100x100cm

Blade Runner y Rinko tienen un trasfondo melancólico, el motivo es la pérdida. Nunca podrás volver al segundo anterior y ni siquiera sabes si verás el siguiente. En base a esto me organizo, no nos vamos a poner dramáticos, ni eso merece la pena.

19.2.12

FLÚOR


Me suscribí hace meses, con los ojos cerrados y la recibí el viernes. Me propuse no saber nada sobre el proyecto hasta que no la tuviera en mis manos, la sorpresa ha sido sabrosísima.

La edición, el papel, la tipografía, los colores, el olor... todo me gusta... Flúor contiene literatura, fotografía, pintura, filosofía...

Confieso que soy muy fan de Rosa Olivares, la Temida. Delicioso contrapeso a la legión de normópatas del arte que hacen "porque se hace", tan efectistas como huecos de discurso, que pasan del asiento trasero al sillón del maquinista "porque yo lo valgo", me choca además, esa manera tan natural que tienen de ocupar el lugar, de autoinvestirse, de creerse a sí mismos. Confieso también que tengo un olfato especial para detectarlos a años luz. No puedo con ellos, me enfrío, me acerco y los sigo de cerca si puedo. Objeto de estudio.

Me encanta cómo escribe Rosa, es una delicia leerla en EXIT, seguirla en su tren asociativo saltando de idea en idea, de vagón en vagón. Y, en fin, FLÚOR hace honor a su elemento químico. Puede ser estrella o estrellada. Ojalá este barco que acaba de zarpar, surque todos los mares y llegue a todos los puertos habidos y por haber.

Os transcribo la presentación de la revista, que me parece preciosa:
"Hay palabras que son bonitas al margen de su significado. El porqué unas nos gustan más que otras radica sin duda en la forma de las letras, en la belleza de su sonido. Pero su significado es a veces atronador y resquebraja cualquier atracción, rompiendo la magia de las formas. Crisis, revolución, libertad, luz... ¿Cuál es la palabra más bella? Sin duda, como en el amor, la que nos hace más feliz. Sin duda, como en la vida, la que nos hace más libres, en todos los sentidos.
En tiempos cambiantes, difíciles, la inteligencia y el conocimiento pueden a llegar a sobrevivir. Sobre todo  ayudarnos a ser nosotros mismos, a conocernos mejor. Dicen que en chino no existe la palabra crisis, que su significado está entre la idea occidental de peligro y de oportunidad. FLÚOR, una bella palabra que no nos dice nada, se sitúa igualmente entre el peligro y la aventura arriesgada, como debe ser una aventura de verdad.(...)"

15.2.12

Karl Blossfeldt

En realidad Karl Blossfeldt no tenía ningún interés en ser un poeta de la imagen. Aprendía el oficio de escultor y modelador de fundición artística. Los motivos vegetales que fotografiaba le servían de pretexto para inspirarse a la hora de trabajar el metal e impartir sus clases de dibujo...

Karl me recuerda a estos actores secundarios tan buenos que se hacen imprescindibles en tu vida. Es el Edward G. Robinson de la fotografía. Se hace difícil vivir sin tener a G. Robinson en alguna circunvolución del cerebro.

Impecable en el dominio de la técnica, maestro en mostrar la simetría, la forma, la luz, el detalle, la textura... y Joseph Raven sigue contándonos más secretos de Blossfeldt y mostrándonos sus fotografías en una pantalla gigante, estoy tan a gusto que me doy hasta envidia.

Soy de esa clase de gente que ha tenido una tata de toda la vida. Mi tata no lee, pero veía la tele todos los días de cinco a ocho horas. Tiene una cultura cinematográfica vastísima, no habla inglés, pero se sabe todos los repartos de cualquier película americana, española, inglesa, francesa e italiana. Qué hubiera sido de la tata si se hubiera podido matricular en Princenton, y qué hubiera sido de Princenton. El caso es que Blossfeldt, G. Robinson, Raven y la tata están sosteniendo una red humana que nos hace a todos  indiscutiblemente mejores.

Zarpo con las naves a ritmo de maratón, no me cabe ser de otra manera.

Karl Blossfeldt

9.2.12

Contacts (William Klein)

William Klein
"¿Qué es lo que conocemos del trabajo de un fotógrafo?, ¿100 fotos..., quizás 125?. Eso ya constituye una obra. Sumado, es tan sólo un segundo. ¿Quizás 250 fotos?, esto ya sería una obra muy consecuente y no sumaría más de dos segundos".

"Tokio. En le metro a las 8 de la mañana. Utilizo exposiciones lentas, de 1/8 de segundo. Imágenes movidas, voy jugando con el azar. De repente pasa algo, para mí es una foto, para otros, no".

"Ahí están, una veintena de fotos. Un centenar de no-fotos. Algunas hojas de contactos... unos segundos"




8.2.12

Oscar Molina

El hombre del buen karma. Se mueve en otra atmósfera y hace que todo sea tan natural... tan, tan, tan como si fuera tuyo... pero la realidad es que es de él. Es su mundo, es su cosmos y tú, como mucho, puedes llegar a ser un feliz espectador, y participar en sus proyectos y sentirte parte de eso que sólo algunas personas son capaces de transmitir (y que todas tenemos) si sabemos mirar con cierta paz.

Y habló buscando preguntas, y no tanto encontrando respuestas... entiendo que cuando uno es mayor, las preguntas son las respuestas de cuando uno es joven. Yo ya soy mayor. Me importan un huevo las respuestas, porque ahora sé que cambian las preguntas a la vuelta de la esquina. No es de recibo, pero es lo que hay.

Oscar habló en otro lenguaje, quizás en un lenguaje más artístico y yo lo traducía a un lenguaje más mío. El hablaba del proceso creativo en una jerga bellísima, poética, casi tanto como su Karma, y yo lo traducía a un argot kleiniano, tan bello como la poesía. Él hablaba de que la respiración es un acto artístico en sí. Inspiras-metabolizas lo que puedes asimilar-espiras. Hay cosas que, simplemente no quedan dentro de ti, otras que, incluso te hacen mal. Yo entendía la incapacidad de tener referentes fotográficos como una forma evolutiva tan tan primitiva como la envidia. No hay envidia sana, lo siento, la envidia es el principal  elemento inhibitorio de cualquier producción creativa. La envidia y la exigencia, esa puta, que nos knokea y nos deja inside out.

Oscar hablaba de colores en una "Caja de acuarelas" en blanco y negro... todos esos colores que sólo tú puedes ver dentro de ti. Se me escapó una lágrima y seguí escuchando con gratitud...

Habló de nutrirse de referentes, de incluir en el bagaje estructural a los otros para desarrollar la propia originalidad. Porque nutrirse es estar activo, activo frente a las circunstancias de una obra de arte o cualquier otra cosa. Y también habló de "Silencio abierto", ese paréntesis acústico que sólo Oscar puede crear con él mismo. Y luego está el mercado del arte y todo lo demás...  pero párate, ¡no!, para.... ahora... sólo cuando puedas hacer esto (..........................) es cuando estarás, codo con codo con él y, entonces, podrás sentir su propia música, que si te das cuenta, no es más que la tuya.

(A Miguel Angel González Torres)

La foto que no hice

No me lo perdono, tantas cosas que toco con la punta de los dedos... bueno. Esta vez es la señora más elegante de todas las décadas. Tengo fotos de cuando ella era tan joven y yo ni había nacido... ahora es centenaria, es esa mujer centenaria que paesa por la Gran Vía en una silla de ruedas, y siempre tan tan elegante. Ella nació con ESO, que las  hace tan distintas. Ella es una ARTISTA y la mujer más bella de la ciudad... no me lo perdono. Esa es, esta noche, la foto que no hice, es esta noche... mi tortura...

Cataclismo


Esta es la web de una distribuidora de libros de fotografía en particular y arte en general.

Muy útil para el alma, EXIT es salida directa a un paraíso visual como ninguno.

7.2.12

Ursus Wherli

Qué crees que hace Ursus Wherli ¿Ordenar el desorden? o ¿desordenar el orden?... (razona tu respuesta, jaja).
Este artista-showman lo empezó "poniendo orden" al arte y continuó "ordenando" la cotidianidad. El primer proyecto se llama "Tyding up art" y el segundo, "The art of clean up". Para unos puede ser "the boy next door", otros no lo querrían de vecino ni en pintura.

Feliz cumpleaños, Mai, y ya sabes:
Tarta= bizcocho, merengue, velas, blonda, plato grande, platos pequeños y cucharillas.




3.2.12

Contacts (Henri Cartier Brésson)

"Fotografiar es combinar la emoción por un tema, el placer de la composición plástica, intuir la proporción aúrea más el inconsciente, del que no sabemos nada".

"La hoja de contactos es como el diván del psicoanalista. Todo está ahí, lo que hemos captado, los errores cometidos..."

"Una hoja de contactos no es como el borrador de un escritor. Esta llena de cosas curiosas, descubrimientos. El fotógrafo o su colaborador tiene que editarlo. Lo más corriente para la prensa y la crema para los libros y exposiciones."

"Mirar no es ver, sino penetrar. Hay rostros radiantes que impregnan toda la hoja de contactos".

James Nachtwey

James Nachtwey
Qué hizo a James Nachtwey apartarse de la crema de la civilización norteamericana. Este bostoniano, licenciado en Historia del Arte y Ciencias Políticas se apartó de la tortura de enfrentarse a una vida normal para hacerse fotógrafo de otros conflictos por fuera de sí y llevarlos a las conciencias de los lectores de prensa de la sociedad del bienestar.

Durante la guerra de Vietnam se da cuenta de la enorme escisión que había entre las imágenes del conflicto, al ras del suelo, y lo que los políticos y militares contaban que ocurría allí. Era una guerra y dos historias distintas. No se trata tanto de a quién creer, sino de denunciar la incoherencia, la deshonestidad, la falta de ética y el cinismo, sin poner palabras, con imágenes.

A partir de entonces decide hacerse fotógrafo de guerra, era fundamental formarse bien técnicamente, pero aún era más importante aprender a desarrollar una visión personal y ponerse en contacto con los propios sentimientos a través de la disciplina del objetivo.

1.2.12

La foto que no hice

Es Birdy, aunque él no lo sabe. Hoy lo he vuelto a ver y otra vez me he perdido ese retrato. No me lo perdono. #HY