12.9.11

Catherine Opie

Nada de lo humano nos es ajeno, el hecho de tener una cámara entre las manos denota este interés antropológico. Qué nos pasa, cuándo nos pasa, cómo éramos, click, un segundo atrás. Atrapados en el tiempo.

Catharine Opie se ha vivido con esta curiosidad desde que tiene uso de razón, antes incluso de coger su primera cámara allá por 1970, con sólo 9 años.

Es una autora, quizás influida por Ansel Adams, con la firme convicción de que la fotografía, la imagen, puede ayudar a cambiar el curso de las cosas. Creo que el acto fotográfico es un acto de toma de conciencia. Tomar conciencia, ya es cambiar el curso de las cosas.